Fuente de
Artículos
Comentarios

… recibir tanta atención de los responsables de uno de los locales sobre el cual he escrito, me siento muy halagado.

Este domingo mi correo electrónico me avisó de un nuevo comentario en uno de mis artículos en este blog, Orgäanika: Starbucks con K. Mi primera sorpresa fue al notar el largo del comentario, la segunda sorpresa fue que venía de el Servicio al Cliente de Orgäanika y la tercera, mayor de todas, los términos en que este comentario venía, sin mediar palabra empezaba acusándome de subjetivo, imparcial y de carecer de los conocimientos necesarios para dar mi opinión sobre que tan buena o que tan mala había sido mi experiencia al visitar el Orgäanika.

Tuvieron suerte que tenía una migraña espectacular porque no me hubiera tomado el tiempo de “meditar” y “relajarme” antes de iniciar a redactar una respuesta. Y créanme, puedo ser bastante sarcástico, o debería decir más sarcástico, cuando una migraña afecta la señales eléctricas entre mis neuronas.

Si está personas no se estaría escondiendo detrás del seudónimo de “Servicio al Cliente”, si este Servicio al Cliente se hubiera limitado a dar su opinión sobre el servicio que el o ella misma da de una forma lo menos parcial posible, algo difícil siendo juez y parte, y por último, si no hubiera tratado de descalificar mi opinión con adjetivos personales, lo más probable es que ni siquiera le hubiera contestado o mi respuesta se hubiera limitado a otro desapercibido comentario al artículo dándole las gracias por su opinión, y allí hubiera quedado todo, por lo menos de mi parte.

Pero no, frases como “Dudamos de su conocimiento del café…”, “…se deja ver el sesgo que Ud. tiene hacia la cafetería americana (el cual se puede deducir fácilmente que es de su preferencia…”, “…una vez más vemos falta de exactitud en lo que escribe…”, “Sarcasmo … Esta forma de escribir le quita objetividad a su columna”, “… demuestra la ignorancia que usted tiene sobre segmento de mercado…”, son frases peyorativas ajenas a cualquier discusión alturada y civilizada. ¡Y ni siquiera me conocen! Imagínense que dirían si me conocieran, me forzarían a cambiar la calificación de este blog a Mayores de 18.

Debería mantener mi respuesta en términos generales para no caer en un dime y diretes, pero mi carácter no me lo permite ;-). Así que aquí va mi respuesta punto por punto. Y si me contestan en términos similares allí usare mi poder como rey y soberano de este blog, de no publicar su comentarios. Jo jo jo jo.

“Dudamos de su conocimiento del café”

Me exigen tener un título en cata, supongo que de café, para poder dar mi opinión sobre si me gustó o no, o cual café considero mejor. Disculpe señor o señora Servicio al Cliente de Orgäanika, no sabía que era necesario un título para poder hacerse de una opinión sobre la calidad de un producto o servicio, y aun menos para expresar esa opinión a través de un blog. Me pueden decir, ¿quien en el Perú es responsable de emitir tales permisos? Mañana mismo voy y tramito uno.

¡Starbucks Corazón!

Acto seguido acusan a mi corazoncito de estar enamorado de Starbucks, lo cual si se hubieran dado el trabajo de leer mis otros dos escasos artículos, se hubieran dado cuenta de varias cosas: la comparación con Starbucks la hago únicamente por ser el líder actual en el mercado y punto de referencia natural para realizar comparaciones (el estándar, malo o bueno pero el estándar); segundo, creo haber sido muy claro al afirmar que el mejor espresso en Lima no es el del Starbucks, tampoco el de Orgäanika, es el servido por el Café Altomayo; y por último, no he escrito ningún artículo aun sobre el Starbucks, si mi corazoncito fuera Starbucks ¿no sería lógico que mi primer artículo y muy favorable por cierto, debería haber sido acerca del Starbucks?

Continúan dándome una cátedra mayúscula de los factores que hacen de un grano de café mejor que otro, y porque su tostado es mejor que el de Starbucks. Para terminar el párrafo diciendo que “…en cuanto a gustos depende de cada uno”. Todo mi artículo, ¿acaso no se trata de mis gustos personales hacia el café del Orgäanika? Entonces como se puede quejar de mi personal opinión, si Ud. señor Servicio al Cliente declara que los gustos dependen de cada uno. O simplemente es porque no he dicho que el café de Orgäanika es una maravilla y que todos debería ir a probar el espectacular café de Orgäanika.

¡Me Golpearon En La Cabeza!?

¿Alguien sabe donde dejé la página donde me quejaba de la calidad del grano de café? ¿Nadie sabe? Debo de estar sufriendo de amnesia y Uds…. también. A que viene realizar una afirmación, muy objetiva según el señor Servicio al Cliente de Orgäanika, de que su grano es de mejor calidad sólo porque usan un café tostado recientemente?. Y por ende insinuar que por eso el café resultante es mejor.

Ya que lo mencionan, déjenme recordarles un poco de la historia del café espresso, las palabras espresso, barista y mucha de la nomenclatura que rodea los negocios de café actuales, se acuñaron en Italia, famosa por producir las mejores mezclas de café del mundo y motivo de la propagación del espresso como bebida en los mercados internacionales. Debe saber Ud. señor Servicio al Cliente que Italia no produce un solo grano de café, todas las mezclas de origen italiano usadas en los mejores cafés del mundo son mezcladas y tostadas en Italia a partir de granos importados. Por lo tanto si el tiempo después del tostado fuera así de vital para obtener un buen café las mezclas italianas estarían descartadas de cuajo y el negocio millonario de exportación de café de Italia nunca hubiera siquiera existido. De su afirmación se deduce que sólo por el hecho de que su café es tostado “recientemente” es más que suficiente para producir la mejor taza de café espresso, mejor aun que con una buena mezcla importada de Italia, … pero no siempre es así, ¿o sí señor Servicio al Cliente de Orgäanika?

Su intento de cátedra menciona muchas cualidades de un buen café como grano, pero no menciona que este grano, como tal, es sólo un factor, no despreciable por cierto, pero sólo un factor más sobre el resultado final de una buena taza espresso o ristretto. Déjeme recordarle que hay otros factores que determinan la calidad de una taza de espresso: la molienda, el barista y la maquina de espresso. No hablaré de lo que no se, pero es Ud. el que admite que barista no tiene.

Y para educar e mis lectores como Ud. señor Servicio al Cliente me recalcó:

Barista: Termino italiano para definir a la persona que se encarga de atender la barra en un bar. En los bares italianos la bebida que más es pedida no forma parte del grupo de las espirtuosas o alcohólicas, es el café, el espresso y sus variantes para ser exacto. Por lo tanto, el mejor conocido por estos lados como barman, en lugar de ser un experto en preparar tragos, en Italia es un experto en preparar café espresso. Debido a esta diferencia es que cuando el arte de hacer espresso se exportó a otros paises como Estados Unidos, el término italiano para barman: barista, se adoptó para definir la persona que es experta en el arte y la técnica de preparar café usando máquinas manuales y semi-automáticas.

La importancia de este barista en la preparación de café es tal, que no sólo existen escuelas especializadas en este oficio, sino que existen organizaciones de nivel mundial dedicadas a regular las definiciones de café y las técnicas para ser usadas por estos baristas para poder llamar a una tasa de café como espresso. Algo así como una denominación de origen.

Que se puede decir de un negocio que excusa el no poder ofrecer un ristretto como debería ser, a la falta de una máquina “… muy difícil de encontrar en una cafetería…” y de no contar con “…la precisión y destreza de un barista bien entrenado…”.  Este bloguero que según el señor Servicio al Cliente de Orgäanika no puede demostrar el más mínimo conocimiento del café, ha tenido la suerte de poder estar sentado en varios cafés italianos y otros tantos en los “yunaited” donde un barista entrenado con una máquina de palanca (no necesariamente manual)  que según el señor Servicio al Cliente ya no se encuentran, me sirvió en más una ocasión un espresso y, en otras tantas un ristretto como se debe.

Tal vez no tenga el certificado para llamarme barista o el paladar para ser reconocido como catador de café, pero es un hecho que puedo decir cuando existe una diferencia entre un espresso y un ristretto, y cuando no. Si el señor Servicio al Cliente es observador pudo notar que el nombre de mi blog y el mío son el mismo y se escriben con “Z”, ahora esta letra no viene por gusto. Le pudo haber servido a tan hepático comentarista deducir que mis orígenes familiares no provienen de Chile sino de la ya muy nombrada Italia. Como italiano tomo café espresso a diario y desde una edad en la que el sentido común indica que una persona puede empezar a tomar café, lo cual a mis 41 años es una larga historia tomando, no sólo espressos y ristrettos, sino que, en mi afán de conocer más, he tomado cafés al estilo árabe, turko, americano, francés entre muchos otros. Por lo que la experiencia de mi paladar creo que califica como suficientemente buena para dar mi humilde opinión acerca de que tan bueno o tan malo puede ser un café.

Me acusan de no documentarme lo suficiente para escribir mi opinión acerca del Orgäanika, pero Uds. si pueden pueden lanzar adjetivos sin siquiera haberse tomado el trabajo de leer los otros artículos que he escrito o saber quién soy mmmmmm.

Simón Dice …

Según “sus expertos” el ristretto es un “…espresso donde el flujo se detiene a menos de una onza produciendo una bebida más densa, más aromática del espresso regular pues lleva poca o casi nada de crema…

Según su afirmación puedo deducir que la falta de crema (esa espumita de un marrón claro que se forma en la superficie del espresso) es la razón de la densidad y aroma de un ristretto, por tanto la característica que por lo menos de forma visible, diferencia claramente un espresso de un ristretto. ¿No es cierto?

Cual es cual?

Tengo aquí una fotografía de su espresso y su ristretto presentados uno al lado del otro, ¿puede acaso Ud. o cualquiera que lea este artículo notar la diferencia entre ambos? ¿No? Bueno, yo tampoco. Entonces si no hay diferencia en la cantidad de crema, y la falta o no de esta define el sabor, entonces podemos deducir que no hay diferencia en el sabor. Sólo te sirven menos de uno que de otro. !Huau!

Me paré junto a la máquina para ver como preparaban el espresso y que cambiaban para hacer el ristretto. Me dije mientras veía la máquina, es una de esas automáticas que muelen el café y pasan el agua todo sin intervención del “barista”, hay que darle el beneficio de la duda, puede ser que uno de esos botones marque la diferencia entre un espresso y un ristretto.

Pero toda posibilidad de darles el beneficio de la duda se esfumó cuando vi al operador de la máquina, llamarlo barista es demasiado, poner ambas tazas al unísono bajo el flujo de la misma boquilla de café. No hubo diferente botón, por lo tanto ninguna diferencia en el flujo de agua, ni en la molienda de café, simplemente sacaron la taza donde estaba mi supuesto ristretto un décima de segundo antes de retirar la taza de espresso. Y dicen que eso es un ristretto, lo siento eso no es un ristretto ni aquí ni en la china.

Bueno señor Servicio al Cliente de Orgäanika, lo invito a leer la definición en Wikipedia de lo que es un ristretto:, la manera correcta de prepararlo y las alternativas que existen para “simular” uno usando las máquinas modernas. Dado que Ud. conoce tanto de café y yo tan poco, lo invito a proponer el cambio de la definición existente en wikipedia por la definición de sus expertos.

Pero hasta que eso no ocurra yo asumiré que un ristretto es un espresso con mayor cuerpo, mayor aroma, mayor sabor y … menos amargura (cualidad que casualmente Ud. obvió al describir un buen ristretto), con razón porque su ristretto es sólo un espresso concentrado y más amargo.

Yo si me documento cuando hablo de un tema y no solo hago referencia a espectrales expertos en el tema.

Ding Dong ¡Todos a Clases!

Si Ud. cree que es necesario explicar a nivel universitario el porque dicen que es una buena estrategia copiar al líder, es su opinión. Yo sólo utilicé la frase suponiendo un perfil determinado de lectores que con el título o el breve refraseo posterior pudieron entender mi sarcasmo (más sobre esto al final) acerca de la gran similitud visual en todos los aspectos del negocio entre Orgäanika y Starbucks. ¿Será que quiere ahora distraernos del hecho de que su local es una copia casi literal del Starbucks? En otros mercados esto hubiera dibujado signos de dólares en los ojos de muchos abogados, especialmente los de Starbucks. Espero que tenga cuidado cuando su Orgäanika se convierta en la mayor franquicia de tiendas de café del mundo, quizá deba ir pensando en cambiar algo mínimo en su imagen para evitar suspicacias, ¿no le parece?.

Sarcasmo, caricatura, surealimos, poesía y objetividad

El sarcasmo y muchas otras formas de redactar, no sólo son aceptadas como fomas válidas de presentar ideas, si no que hasta ayudan a propagar correctamente estas ideas. (Ver el artículo: Los géneros periodísticos en la red: una clasificación posible para un medio en evolución, donde me gustaría resaltar el siguiente extracto: “… Se simplificará la estructura de las oraciones hasta ser ágiles y ligeras pero sin llegar a prescindir de un guiño literario, de un juego de palabras o de unos gramos de ternura o de sarcasmo…”. Como mencioné anteriormente, yo si documento mis afirmaciones.

Pero ya que según Ud. escribir usando el sarcasmo como herramienta “no ayuda al lector a construir un juicio objetivo… le quita objetividad a su columna … ademas, demuestra la ignorancia que usted (yo) tiene sobre segmentación de mercado“, aquí va la misma frase sin sarcasmo y completamente, ¿cómo la llamamos? ¿Académica?

“si te molesta esperar en la fila largos minutos, a que el único encargado existente le ponga una a una sus almendras a la señoras que están frente a ti, entonces NO VAYAS AL ORGÄANIKA”

¿Suficientemente directa y falta de sarcasmo?

Hablando de Segmentación e Invasión de los Marcianos

Espero me permita al final de este artículo la libertad de ponerle un adjetivo, uno solito después de todos los que me agregó a mi, señor Servicio al Cliente de Orgäanika.

Su arrogancia desborda con su útlimo párrafo, y este si lo transcribo en su totalidad para comodidad de mis lectores:

6 Sobre Publicidad. Usted escribe:”Orgäanika a invadido el espacio publicitario de Facebook…”

Facebook es un espacio para publicidad como lo es la televisión. Acaso usted no es “invadido” frecuentemente por Claro, Movistar o Nextel…y seguro su celular es uno de estos operadores pero no por ello va a dejar de utilizar celular verdad? Una vez mas, sea objetivo.

¿Quien ahora desconoce de mercados? señor Servicio al Cliente, el servicio de comunicaciones no es lo mismo que un café al paso. Creo que muy pocas personas cambiarían de compañía proveedora de servicio de telefonía con la misma facilidad que cambian de proveedor de café.

Ahora, ¿no me va a salir también con exigirme explicar a mis lectores la teoría de la elasticidad de la demanda? ¿O sí?

Y de donde Ud. señor Servicio al Cliente sacó la idea que el marketing por internet se maneja con las mismas reglas que en la televisión? Al punto de afirmar que “Facebook es un espacio publicitario como lo es la televisión”, déme su dirección y la mandaré una invitación a mi próxima conferencia sobre Redes Sociales. Acepte mi humilde consejo, antes de usar Facebook como ametralladora de avisos publicitarios lea un poco acerca de redes sociales y el uso de las herramientas de marketing en Internet, señor Servicio al Cliente de Orgäanika.

Sólo para graficar este último punto, no menosprecie a sus clientes y las quejas o malestar que puede crear una invasión exagerada de su entorno, si no revise el caso de “Gracias … no insista“.

Para Cerrar Este No Tan Sarcástico Artículo

Mi blog está abierto a TODOS los comentarios mientras que sean alturados, con dos dedos de frente y, si van a objetar mis opiniones, dejen el hígado a un lado y permítanme tener una excusa para recurrir a mis neuronas y así dilucidar respuestas apropiadas.

Mi familia me enseño no sólo los principios que ringen mi vida, sino que aprendí de ellos reconocer un buen café, un buen vino y un buen plato de comida. No soy un chef pero soy un muy buen cocinero, no soy un barista pero se cuando un ristretto es un espresso mal preparado; no soy tampoco un sommelier pero puedo escoger el vino adecuado para cada comida.

Desgraciadamente para Ud. señor Servicio al Cliente, resulta que también existen personas que me calificarían como un experto en uso de tecnologías como la Internet en ámbitos de negocio, la empresa y como herramienta de comunicación y propagación de imagen corporativa usando redes sociales. Así me gano la vida, le sugiero la próxima vez que desee descalificar mi opinión preparase mejor para no hacer, otra vez, un papelón.

Por cierto, gracias por la corriente y la internet para escribir este artículo, aunque esta última sigue apareciendo y desapareciendo de su local. ¿No es que su internet es rapidísima y confiable? O ¿exagerar es también una práctica válida para usar en el Facebook? :-).

Mis artículos sólo son mi forma de emitir mi opinión muy personal sobre que tan contento o no me sentí con un servicio, un producto y todos los factores que determinan la percepción final con la cual como cliente terminó llevándome. Y esta opinión por naturaleza jamás será objetiva, es mi opinión totalmente subjetiva a mi experiencia, preferencias y gustos personales.

Señor Servicio al Cliente le recuerdo que aunque no le guste mi opinión, sigo siendo un cliente de Orgäanika, como tal y como responsable del servicio al cliente que es Ud., debió por lo menos actuar como uno de los otros locales acerca de los cuales escribí. Aunque siempre con cierto nivel de desacuerdo, en lugar de enfrentarme de forma tan irracional, me pidieron una copia de mi artículo para corregir las partes en las cuales ellos pensaban que si tenía razón.

Por último permítame hacer un pequeño pronóstico con mi gran bola mágica: no hay que ser gitano ni adivino para saber que si no cambian de actitud o de responsable del departamento de Servicios al Cliente, nunca dejarán de ser otro Starbucks con K.

Hasta la próxima.

Etiquetas:

Gloria Jean's Coffees

Por recomendación de una vieja amiga, quien debe de haber pasado por todos los cafés de Lima para mantenerse despierta en estos últimos días de su maestría, está a punto de presentar su tesis, es que decidí detenerme en el Gloria Jean’s Coffees, la nueva franquicia de formato Starbucks que decide probar suerte en el Perú.

Aunque ya algunos me lo han reprochado debo de insistir, hasta que otro formato no se consolide como el líder aquí en el Perú, Starbucks seguirá siendo mi punto de referencia para poder hacer que Uds. los que leen mis artículos tengan una base con la cual establecer que tan bueno o que tan malo es el local que estoy visitando y sobre el cual escribo el artículo.

En esta ocasión parece que llegué justo cuando un bastante conocido fotógrafo local estaba tomando las fotografías para lo que creo será el próximo lanzamiento de la campaña comercial del Gloria Jean’s Coffee. Si la providencia hace que yo salga en alguna de las fotos de esta campaña, espero dos cosas: la primera que “fotoshopeen” la fotografía para eliminar mis imperfecciones corporales 🙂 y que alguno de Uds. descubra quien en esas fotografías soy yo.

Pero ya es suficiente de tanta cháchara y regresemos al tema que me hizo dejar mis labores diarias.

El Outback de los Cafés

Toda la distribución del local recuerda al Starbucks pero los colores me hicieron recordar un antiguo restaurante de carnes, una franquicia australiana, que intentó afianzarse en el mercado local y que por desgracia no tuvo mucho éxito. Realmente espero que tal comparación no se convierta en ave de mal augurio para el Gloria Jean’s Coffee porque lo que necesitamos es competencia, así los precios bajan y los esfuerzos por mejorar los servicios y experimentar con los formatos aumentan.

Detalle de las mesas en el segundo piso

En lo que se refiere a los muebles, espero que no sean una imposición de la franquicia para que en algún momento puedan cambiarlos o modificarlos. La mayoría de las mesas son redondas con una bases cónicas que te obligan a abrir las piernas de una forma bastante incómoda si es que quieres acercar tu silla para poder trabajar con tu laptop sin necesidad de tenerla sobre tus piernas. Además, en las mesas que están dispuestas junto a la pared del primer piso, la banca que corre a lo largo de la pared, bastante más baja que las sillas, te deja en una posición rara, quedando la superficie de la mesa casi a la altura del pecho. Y si se lo han preguntado yo mido 1.78 mts, no soy lo que considerarían una persona de baja estatura. Estaba tan incómodo que apenas terminé mi primera ronda de cafés me mude al segundo piso.

En el segundo piso no encontré nada nuevo, las mismas mesas con las mismas sillas, una sala con una mesa para 6 personas, lo interesante es que exite una puerta corrediza que puede aislar la sección donde se encuentra esta mesa, haciéndola muy apropiada para reuniones de negocio donde otros locales quedarían descartados por la exposición que tendrían los temas tratados en un lugar público.

Algo que resaltar también es que existe una zona de fumadores asilada del resto del local por puertas de vidrio permitiendo disfrutar a mis antiguos colegas fumadores de un buen café acompañado de uno o más cigarros o buenos abanos.

Lo que si faltaba en el segundo piso es un dispensario de azúcar, servilletas o cualquier otra cosa que uno quiera para su café. Si uno quiere aumentar su provisión de bolsitas de azúcar, cucharitas, servilletas o cualquier otro extra, se ve obligado a bajar y cruzar todo el local para conseguirlos. Algo que uno no estaría muy dispuesto a hacer si tiene que dejar una laptop atrás.

El 11vo Es Gratis

¿Alguien alguna vez a guardado esas tarjetas que te dan en la boletería de los cines donde van haciéndole divertidas perforaciones con cada compra y después de cierto número obtienes una entrada gratis? Yo tengo varias de esas sin completar porque cada vez que voy al cine con mis hijas me dan una nueva, bueno en  el Gloria Jean’s Coffees le van a dar otra de esas tarjetitas, pero para hacerse merecedor del premio gordo hay que consumir 10 bebidas. Se me va a perder antes de llegar a la quinta.

Un detalle curioso de estas tarjetas es que en la parte posterior nos invitan a visitar la dirección web www.gloriajeanscoffees.com.pe para ver los términos y condiciones de esta oferta. Vamos, los reto a hacer clic en el enlace, hoy por hoy, al momento de la redacción de este artículo, este enlace los redirecciona al sitio web australiano de la franquicia, donde ¡oh! maravilla no existen los términos y condiciones de esta oferta. Espero que esto lo corrijan a la brevedad posible.

Insisten Con El Ristretto

El espresso y ristretto que formaron mi opinión

Que casualidad, también en este local ofrecen el famoso ristretto además del espresso, pedí ambos. Esta es la única manera de saber que tan bueno es el café.

Decepción total, tenía esperanzas con este local pero todas se desvanecieron al probar el café. Primero un sorbo al espresso, soso, sin cuerpo y con muy escaso aroma. Hora de darle la oportunidad al ristretto, demasiado amargo y aun así sin sabor y de nuevo con el aroma casi imperceptible, todo lo contrario de los que debería ser un ristretto, la razón: el mismo error cometido por el Orgäanika, un ristretto sólo se puede hacer con una máquina manual de espresso, las máquinas automáticas son incapaces de hacer el real ristretto (Vean mi artículo: Orgäanika: Starbucks con K). Tengo la misma recomendación para el Gloria Jean’s Coffees, si no pueden hacerlo bien, no lo hagan.

Plástico, Plástico y Más Plástico

Realmente entré con las intenciones de probar algo de comer, un sandwich no me caería mal, pero me encontré con el mismo problema que en el Orgäanika, alguien cree que presentar la comida envuelta en plástico es más atractivo. Mal, muy mal, si me dicen que es para mantener la frescura del producto, coincido con Uds., si me dicen que en el Starbucks usan también el plástico para mantener la frescura de los sandwiches, estoy de acuerdo también. Pero lo que no hace el Starbucks (por lo menos no los que yo he visitado) es ¡presentarlos en la vitrina envueltos en plástico!. Lo recalco otra vez, puede ser una percepción totalmente personal e individual pero si yo veo un sandwich presentado envuelto en film plástico, se me van todas las ganas de comprarlo. ¿Qué opinan Uds., exagero?

Telefónica o No Telefónica

Otro gran problema que tiene la franquicia es haber confiado en Telefónica para proveer del servicio de Wi-Fi en su local. Si hubieran investigado el mercado y el historial del servicio de Wi-Fi que provee Telefónica, habrían sabido que muchos locales, incluidos la mayoría de locales de Starbucks comenzaron a proveer conexión a Internet con este servicio de Telefónica que el usuario debía pagar con tarjetas prepago o siendo cliente de paquetes de Telefónica, desgraciadamente la calidad de este servicio era tan mala, que la mayoría de locales que lo utilizaban cambiaron a Telefónica por su propio servicio de Internet gratuito.

Por desgracia la conexión Wi-Fi del Gloria Jean’s Coffees no fue la excepción, no funcionaba y todos los clientes que estábamos en el local tuvimos que piratear una conexión inalámbrica ajena al local que por suerte no tenía clave de acceso. Si esta red inalámbrica alternativa no hubiera estado disponible, más de la mitad de los que estábamos en ese momento en el local, nos hubiéramos ido.

Mi recomendación personal, inviertan en su propio router y red inalámbrica, hoy por hoy más importantes es la disponibilidad de Internet de que tan bueno puede estar el café, que por cierto también necesita de trabajo. Aunque esto les cueste perder esas laptops empernadas a la barra con propaganda de Telefónica. De veras ese detalle me pareció innecesario y hasta cierto punto de mal gusto.

Tiene Su Gentita

Tiene su gente

Más allá de mi opinión, el local estaba relativamente lleno. La gente entraba y salía, y al parecer estaba bastante cómoda con el formato general del local. Uno que otro grupo andaba a la cacería de ciertas mesas que parecían menos incómodas, vi a varios saltar de mesa en mesa mientras que las “mejores” se iban liberando.

El estacionamiento estaba siempre lleno, lo cual es bueno pero debo de comentar algo que no me agradó, cuando el estacionamiento se llenaba era el mismo personal del local que invitaba a los choferes a estacionarse en el lugar reservado únicamente para personas discapacitadas o mujeres embarazadas. Esos lugares tiene su razón de ser y no tienen que ser ocupados por automóviles de personas que no sufren de alguna discapacidad sin importar que tan lleno o tan vacío este el local o su estacionamiento.

Conclusiones

Que puedo decir, personalmente salí bastante decepcionado. Si no toman el café en sus versiones puras y van a estos locales porque les gustan esas combinaciones de sabores, leches y jarabes, donde si usan el peor café instantáneo o la mejor mezcla de café italiano ni cuenta se darían, entonces el Gloria Jean’s Coffee es tan bueno o tan malo como el Starbucks, depende del gusto de cada uno de Uds.

Si les agrada un buen café manténganse alejados del Gloria Jean’s Coffee, también si necesitan de acceso a Internet para realizar su trabajo, nadie sabe hasta cuando estará disponible esa red inalámbrica que no pertenece al local o cuando se darán cuenta que el servicio de Wi-Fi (Hot Spot) de Telefónica es pésimo y lo cambien por uno propio.

Pero como mencioné algunos párrafos atrás el local estaba relativamente lleno y con buena circulación de clientes, para no perder mi vena sarcástica y algo ácida agregaría que no se si esto era gracias las cualidades de su café y a la comodidad de su local o todo se debía a que el Starbucks del frente estaba completamente lleno.

Visiten el Gloria Jean’s Coffees y déjenme su opinión al respecto.

Etiquetas:

Hace unos días visité el cafe Orgäanika ubicado en el centro comercial Caminos del Inca. Me llevé una agradable sorpresa, algo con que no contaba dado que debo de admitir, llegaba con algo de escepticismo y  mal humor por no haber encontrado lugar para estacionarme, pero me encontré con un lugar agradable para trabajar.

El corredor del terror de la salud

El Corredor

Apenas llegué al local, me sorprendió la distribución. Uno entra por el primer piso con puerta que da a la calle y pasas por un angosto corredor, de un lado la pared y del otro los mostradores y un pequeño espacio para la caja. Esta distribución debe de funcionar por ahora, pero no si el local tiene un éxito moderado. La imagen de una fila de personas por ese estrecho corredor esperando ser atendidas en la caja para luego tener que regresar por ese mismo corredor lleno de personas para recoger el pedido, ¡si! la sección habilitada para entregar el café está al inicio del corredor junto a la entrada, para luego tener que pasar una tercera vez por ese estrecho y atestado corredor para poder ir a las escaleras y por último al segundo piso donde se encuentran las mesas. Suerte que aun no le llega ese moderado éxito, porque después del dolor de cabeza que es conseguir estacionamiento cerca del local, lo último que uno quiere es meterse en un corredor atestado de personas donde todos tratan de ir y venir haciendo equilibrio con tazas de café caliente y copas de helado. Ahora, agreguen un pequeño temblor a la mezcla y ese pasadizo puede ser fuente de inspiración para el siguiente libro de Stephen King.

Sigue al lider, recomiendan. ¡Pero sin exagerar!

Todos sabemos que el líder en este tipo de negocios es el Starbucks Café y lo primero que te enseñan en las escuelas de negocio es copiar al líder, pero aquí el parecido es ¡aterrador!, no sólo han copiado la imagen, el formato y el diseño; han clonado al Starbucks y encima experimentaron con su ADN. El logotipo tiene los mismos colores del Starbucks, una tipografía MUY similar, al entrar allí está la característica pizarra que vemos en todos los locales del Starbucks, hasta el panel mostrando los diferentes tipos y mezclas de café es una copia de lo que vemos en el Starbucks. Los vasos, los mezcladores de madera, las botellas de agua, el mostrador de comida junto a la caja con la gran variedad de sandwiches … envueltos en plástico.

Espero que el plástico sea reciclable, pero ¿será también orgäaniko?

Sandwiches plastificados, ah! pero eso si el plástico es biodegradable.

La imagen que Orgäanika trata de generar, a mi parecer, es un Starbucks sano, donde no sólo el café es orgánico, sino que además uno puede degustar helados de yogurt (estilo moda de los 90) además de una selección de esas infusiones producto de mezclas de hierbas y frutos traídos de los más recónditos lugares del mundo presentados en una bolsa de té que parece sacada de una película de Stanley Kubrick.

Pero cuando uno llega al mostrador de comidas hace un salto brusco a los años 70, para ser más exactos a las bodega de barrio (las cuales aun se pueden encontrar en e centro de Lima y algunos barrios), ¡los sandwiches están envueltos en film plástico! Esto puede ser una cuestión de percepción muy personal pero si yo entro en un lugar que se promociona como orgäaniko, natural, sano y FRESCO, lo último que espero ver es comida envuelta en plástico. Sólo esa imagen me dio muchas ganas de salir y caminar unos pasos al Starbucks original, pero aun me faltaba saber que había más allá de la inspiración de Stephen King.

Tic, tac, tic, tac

Cuando me acerqué a la caja para hacer mi pedido aun estaban atendiendo a una pareja de señoras que además del café pidieron una porción del promocionado helado de yogurt, para mi desgracia. Después de llegar mi turno y pedir mi ristretto y espresso, cuando llegué al área de entrega, la cual atendía un sólo encargado, me di con la sorpresa que CUENTAN el número de almendras que le ponen al helado de yogurt. No saben lo desesperante que puede tornarse ver como recogen con una pinza almendra por almendra para agregársela una por una al helado de la persona que tienes por delante en la fila esperando que te atiendan a ti, más aun cuando no tienes todo el tiempo del mundo.

¿No mencioné que era un lugar agradable para trabajar?

Si uno logra dejar atrás el corredor del primer piso con tiempo para disfrutar de su café, es sorprendido por una sala, terminando la escalera, que nos presenta unos sillones donde conversar mientras disfrutas de tu café, yogurt o plastificado sandwich puede llegar a ser agradable.

Detalle de las salas en el segundo piso

Para los que vamos a trabajar el espacio es adecuado, el segundo piso está dividido por un panel de vidrio que separa la zona de fumadores de la zona de no fumadores, todo muy en línea con las nuevas normativas para los espacios públicos. Las mesas nos son muy grandes pero lo suficiente para que una persona esté cómoda con su laptop sobre la mesa y con un poco de esfuerzo se podrían acomodar dos personas. Si son más, hay disponible una mesa más amplia para trabajar sin restricciones de espacio y sin arriesgar derramar el café sobre las computadoras. Y aquí viene un pequeño secreto, aunque no se ven, los tomacorriente están allí, sólo hay que buscarlos debajo de los asientos a lo largo de la pared. Sólo hay que agacharse.

Otro detalle es la música, a diferencia de la música que escuchamos en el Starbucks, que por su volumen, ritmo y melodía puede pasar desapercibida si no nos concentramos en ella y aun así podemos disfrutarla si así queremos; en el Orgäanika mmmm, puede llegar a ser algo fastidiosa aunque disfrutes de la música tipo New Age, World o similar como yo lo hago. Pero todo se resolvió conectando mis auriculares a la salida de mi Mac y dejar que alguna de las listas en el iTunes haga su magia y me permita concentrame en mi trabajo.

La promesa no cumplida de internet inalámbrica confiable

Algo que tengo mencionar es que aunque el ancho de banda era aceptable con tres laptops en el local, la conexión venía y se iba de forma intermitente. Al punto que me obligó sacar mi modem de internet móvil para seguir trabajando. Y los que hemos visto los interminables anuncios del Orgäanika en el Facebook sabemos que unos de los puntos fuertes con los que se publicitan es justamente la confiable red de banda ancha con que cuentan. Deberían tener mas cuidado con lo que prometen.

El café, el espresso y el ristretto

La máquina de espresso manual que se debe de usar para preparar un ristretto

Una gran sorpresa, agradable al principio, fue ver en la lista de opciones de café ofertadas por el Orgäanika al casi imposible de encontrar Ristretto. El ristretto es una forma de pasar el cafe similar al espresso pero donde el agua es pasada a una mayor velocidad de lo normal a través de los granos de café molidos usando una maquina de presión manual de café espresso. Lo cual da como resultado una menor cantidad de café pero con mayor cuerpo, intenso aroma, exquisito sabor y menor amargura que en una taza de café espresso normal. Desgraciadamente este tipo de café no es posible de conseguir en las máquinas de espresso automáticas como las que tienen locales como el Orgäanika o el Starbucks, y por ende el supuesto ristretto se limitó a ser el mismo cafe espresso, servido en la misma taza pero a la mitad de altura. Por algo el Starbucks no oferta ristrettos, sólo ofreces algo si lo puedes hacer bien.

Los que saben de café pueden decir que un buen café no sólo depende de la temperatura del agua, de la finura de la molienda, de la mezcla de diferentes tipos de café, el tostado y de que tan compacta está la mezcla, sino también de la velocidad con que el agua pasa a través de la mezcla. Los diferentes componentes del café no se disuelven en el agua a la misma velocidad por lo que un corto o ristretto no es sólo un espresso mas concentrado y un lungo no es sólo un espresso más ligero. Existen tonos de aroma, sabor, cuerpo y amargura que uno espera recibir cuando pide un ristretto en lugar de un espresso y el Orgäanika sólo te vende la mitad de un espresso como si fuera un ristretto. Me decepcioné.

Al final su espresso no tiene nada de nuevo o espectacular. El espresso del Starbucks es mejor, y aun mejor lo es el espresso del Altomayo Café, el cual a mi parecer sigue siendo el mejor espresso que se puede tomar en Lima.

La internet, publicidad y facebook … muy mal utilizados

Debo de mencionar un tema que normalmente no mencionaría en un artículo dirigido a la industria de restaurantes y comidas, pero la campaña publicitaria a través del Facebook que el Orgäanika lleva  a cabo, además de algunas malas prácticas que se utilizan en su sitio web me obligan a incluir los siguientes párrafos en este artículo.

Orgäanika a invadido el espacio publicitario de Facebook, cada dos o tres actualizaciones de la página de mi perfil aparece un aviso publicitario de Orgäanika, lo cual hasta aquí no tiene nada de malo. Si quieren saturar a sus posibles clientes y generarles un rechazo hacia el nombre Orgäanika antes de siquiera pisar el local, es su decisión.

El problema viene cuando uno hace clic en su aviso, lo cual nos envía al sitio web de Orgäanika donde empieza lo que si me concierne a mi y a todos los que aceptarían la oferta de un cupón gratuito de consumo en Orgäanika.

Orgäanika les pide que ingresen sus datos personales incluido su correo electrónico a cambio de un vale de cosumo gratis pero no mencionan en ningún lado que van a hacer con esa información. El sitio web de Orgäanika no cuenta ni con una página de términos de uso ni con una página de acuerdo de confidencialidad de la información solicitada, por lo que, en teoría, podría revender esta información a cualquiera. Mi recomendación: no proporcionen sus datos personales a Orgäanika ni a ninguna otra página web que no publique un acuerdo de privacidad o confidencialidad de los datos recibidos donde asegure que los datos personales proporcionados SOLO se usarán para estadísticas de uso interno y no serán usado para fines publicitarios y/o vendidos a terceros sin un consentimiento previo.

Conclusión

Orgäanika es un café que optó por copiar al líder, Starbucks, la copia es tan fiel que uno duda si es una tienda independiente o una filial orgánica del Starbucks: un Starbuks con K, que más allá de una promesa orgánica y baja en calorías no tiene ninguna otra característica que le de esa personalidad única que lo haga diferenciarse y ayude a crear fidelidad en el cliente. Para algunos puede ser suficiente pero en un mercado tan competitivo como el nuestro ¿que valor le quedaría al Orgäanika cuando la competencia empiece a decir que su café también es orgánico?

Si eres afín a la onda orgánica y te gusta acompañar tu café con un helado de yogurt, ¡ah! y tienes la paciencia para ver como le ponen las almendras una a … una, entonces el Orgäanika es un lugar para ti.

También lo es si buscas un lugar tranquilo para trabajar, donde no tienes que quedarte parado esperando por un sitio donde poder conectar tu laptop y, o no dependes de la conexión a Internet o tienes tu propio modem de internet móvil.

Pero yo aun trato de encontrar un agradable lugar para llamarlo “mi oficina” que no sea el Starbucks, por ahora me veo obligado a seguir recomendado el Starbucks como la solución para la mayoría de nosotros que buscamos un lugar donde podemos degustar un buen café y algo agradable que comer mientras realizamos nuestro trabajo.

Etiquetas:

Café Altomayo

Unos días atrás me recomendaron visitar el Café Altomayo, “tienen uno de los mejores café express de Lima, espumoso, con cuerpo y mucho aroma” completando con la frase “… es como un Starbucks con excelente café y mayor variedad de sandwiches”. Como asiduo visitante del Starbucks y como buen italiano amante de un buen café express estas palabras dejaron huella y crearon un interés poco común por hacer una visita a este Café Altomayo.

Antes de proseguir, quiero aclarar que mis expectativas sobre este nuevo competidor estaban centradas en encontrar un Starbucks desde el punto de vista de una persona de negocios que usa el Starbucks como sala de reuniones, lugar donde leer y estudiar manuales o realizar trabajos que no necesitan de mucha infraestructura, mi laptop, un cuaderno de notas, y grandes cantidades de café.

La Primera Impresión

Aclarado esto mi primer encuentro con este local ubicado en la entrada oeste del Jockey Plaza (al frente del local del Banco de Crédito) fue bastante grata, el diseño del local es atractivo sin sobrecargar los sentidos y la atención del personal fue bastante proactiva. No tuve que mencionar palabra y ya había una señorita que de forma muy amable me preguntaba si deseaba algo y si era para llevar o consumir en el local. “Para comer aquí” le contesté.

Mesa al estilo Starbucks en una mini sala y con una dosis de chiquitolina

Mientras esto sucedía ya había escudriñado casi todo aspecto del local que estaba a mi alcance y noté los lugares destinados a los comensales parecían reducidos y no podía encontrar un sólo tomacorriente para cargar la batería de mi computadora. Entonces inocentemente pregunté “Tienen algún lugar donde conectar mi computadora”. Rápidamente me acompañaron a un habitáculo casi claustrofóbico de cielos bajos y una mesa tipo de sala de reuniones o más bien de biblioteca moderna donde existe un divisor central a lo largo de la mesa con una serie de tomacorrientes estratégicamente colocados y que para sorpresa mía el espacio entre esta división y el borde de la mesa no dejaba mucho para maniobrar con mi MacBook de 13 pulgadas. Ni pensarlo si hubiera venido con mi Dell de 17 pulgadas, no habría espacio ni para colocar su cargador!

Gulliver en Liliput

Desde aquí todo se ve muy bonito y bien proporcionado

Me apuré en indicarle a la mesera que no me agradaba ese lugar y le pregunté si tenía tomacorrientes en otro lugar. Sorprendida me indicó que tenían un segundo piso donde contaban también con instalaciones para conectar las computadoras. “Perfecto!” contesté mientras la seguía por las escaleras. Agradable, bien distribuido y sin mucha circulación de gente, ideal para ponerse a trabajar. Encontré mi nuevo point para trabajar!

Mis rodillas, la mesa, la laptop ... algo anda mal

Esperen, algo anda mal, camino acercándome a la primera mesa pero no siento que me estoy acercando parece una escena de película con efectos psicodélicos donde todo está a escala, me siento como Gúlliver! Es cuando me doy cuenta, el techo es más bajo que lo esperado y para mantener las proporciones con el espacio (es lo único que se me ocurre) redujeron el tamaño de los muebles. Las mesas con dos sillas tienen espacio para solamente mi minúscula Mac de 13 pulgadas y una taza de café express, y con alto riesgo que algo termine en el piso. Mis rodillas son de la altura de la mesa, ni hablar de ponerlas debajo no me queda otra que poner la laptop en mis piernas para trabajar cómodamente. Y esto es un decir, porque aunque los muebles tienen un buen diseño, su tamaño reducido y su dureza los hace extremadamente incómodos.

El Paraiso es para los que saben esperar y están dispuestos a pasar por el purgatorio. Una experiencia Dantesca.

Me siento como puedo, la mesera me indica que regresa en unos minutos para tomarme la orden. Trato de acomodar como puedo mis cosas pero después de vanos intentos de multiplicar el espacio y acomodar mis cosas me resigno a sólo sacar la laptop. No hay espacio para mi iPhone y menos para mi disco duro si pretendo tener una taza de café en esa misma mesa.

Varios minutos después, los cuales aproveché para tomar unas cuantas fotos y desojar margaritas entre el deseo de quedarme y el de salir corriendo al Starbucks más cercano (excluyendo el de justamente el Jockey Plaza, el cual no sirve para hacer negocios) llega la ya casi olvidad mesera a tomarme la orden. “Un café cargadito y una empanada de …”, “No tenemos empanadas” ¿Qué?, ¿un local nuevo que debe de estar más que preocupado por la impresión inicial y no puede entregar lo que su carta ofrece? mmmmm.

No se muevan, no respiren y ni se atrevan a estornudar que se viene todo abajo

Ok me resigno al café expresso cargadito y un Quiche de Chorizo Picante, según la descripción de la propia carta “Masa brisé rellena de chorizo con su toque picantón” el cual venía “…acompañada de ensalada de hojas verdes en vinagreta de su elección”. Nunca preguntaron por mi elección de vinagreta y varios minutos después trajeron un individual que invadía toda la mesa, tuve que retirar mi laptop para que sea posible usar la mesa para disponer de mi pedido. Otros tantos de minutos despues me trajeron el Quiche que de picantón no tenía nada en un plato hondo! junto con una ensalada con un simple aliño que ya no existía porque había sido absorbido por la masa del quiché dejándola totalmente aguada y a punto de desarmarse.

Ok, soy muy exigente a lo que comida se refiere, pero el que diseñó los platos para este local cometió un error de principiante. Además el plato hondo era inmenso en comparación con minúscula mesa, totalmente inapropiado. Pero más allá de lo descrito y de darme un plato que difería en esencia a lo descrito en la carta, no puedo decir que el sabor era malo. Simplemente no era lo que esperaba.

Hora de tomarme el café, el cual me trajeron con solo dos sobre de azúcar. Me hubiera gustado un recipiente con una selección de azucar blanca, rubia, edulcorante y otras gracias como chocolate y canela para complementar las posibles preferencias de los consumidores de café. Pero no, creo que era mucho pedir para una persona ya algo alienada por el Starbucks 🙂

Y aquí es donde quedé sorprendido, este café express es uno de los mejores café express que he tenido el placer de probar en Lima. Cremoso, con cuerpo y aroma.

Lo único indiscutiblemente maravilloso del Café Altomayo, que pena que un café no sólo está hecho de café

Como ya a pasado más de una hora desde que me acabe el café y el famoso Quiche, y nadie a subido a preguntarme si no deseo algo más, además de ya dolerme la espalda y las nalgas, me voy al Starbucks a terminar este artículo y seguir con mi trabajo.

Una última nota, dado que era el único con una laptop y conectado a Internet, la velocidad de conexión era muy buena para ser gratuita, gran diferencia con los Starbucks donde de tanto en tanto recurro a mi Internet Móvil de Claro porque la velocidad está demasiado lenta o inexistente.

Conclusiones

Si quieres probar uno de los mejores café express de Lima y mides menos de 1.70 mts dale una oportunidad al Café Altomayo.

Pero si gustas de un buen acompañamiento para el café, quieres usar el local como una extensión de tu oficina, tu laptop es más grande que una hoja tamaño carta o mides más de metro ochenta, definitivamente el Café Altomayo no es el lugar.

Café Altomayo trató de de mejorar el concepto del Starbucks pero en definitiva perdió la brújula en el camino al tratar de acaparar todo el espectro del mercado en lugar de enfocarse en un nicho. Error no tan inusual en los nuevos locales. Gracias a ello crearon un concepto sin un carácter definido que le puede caer bien a muchos pero fascinar a muy pocos.

Visiten el local y cuéntenme que les parece.

Etiquetas:

« Publicaciones Siguientes