Fuente de
Artículos
Comentarios

La Quinta Esencia

Me estuvo coqueteando desde hace mucho tiempo, cada vez que pasaba a su lado algo diferente en ella me llamaba la atención y muy dentro de mi una vocecita me decía  ¿porqué no te acercas y te permites conocerla mejor?

Hoy me armé de coraje y algo de valentía y aun con algo de nerviosismo me acerque para iniciar una relación.

La Quinta Esencia es una pequeña tienda dedicada a la venta de más variedades de té y otras infusiones de las que, debo de admitir, este paladar a tenido el placer de degustar.

Más de 70 variedades se pueden ver en esta imagen

Me acerqué al mostrador sorprendido por una serie de contenedores de plateado metal colocados en una repisa a la espalda de las personas encargadas de atenderme, los nombres sobrepasaban mis conocimientos, muy escasos por cierto, del arte de tomar té, trayéndome por un momento imágenes de viejas y no tan viejas películas donde en exóticos escenarios bellas damicelas y pulcros mayordomos ofrecen está tradicional infusión al incrédulo visitante.

“¿Se le ofrece un té frutal?”, con esta frase una amable señora interrumpió mi imaginativa divagación. “¿Qué me recomienda?” pregunté, a lo cual siguieron varios nombres extraños con descripciones que incluían nombres de algunas frutas, eso si conocidas. Para simplificar esta primera experiencia le pedí limitar su recomendación a un té simple, sin esencias o aromas que pudieran distraer mi nada entrenado paladar. Se volteó y sin casi titubear bajó una de estos plateados contenedores, lo abrió y me lo acercó para que pueda percibir el dulce aroma que emanaba de su oscuro contenido. Qué puedo decir, sin siquiera saber que conformaba dicha mezcla, no hice más que asentir  hipnotizado por las sensaciones que despertaron al ser invadido por tan exquisito perfume.

La Versión Moderna de un Tradicional Ritual

Sigo siendo sorprendido por mi escasa o prácticamente nula cultura del té, aunque sabía que el té debe de pasar cierta cantidad de tiempo en contacto con el agua y que esta debe de estar a cierta temperatura justo debajo del punto de ebullición; la aparición de este dispositivo en forma de vaso donde colocaron la mezcla después de ser pesada despertó mi curiosidad.

Me quedé observando mientras agregaban el agua, supongo a la temperatura ideal. Viendo como los diminutos componentes de esta aromática mezcla empezaban a hincharse mientras paulatinamente se rehidrataban despegándose del fondo del recipiente , elevándose para sólo ser detenidos por la superficie del líquido que les robaba delicadamente sus esencias.

Aprovechemos de la Oriental Paciencia

Juegos de té para todos los gustos

Mientras que espero que mi té esté listo, me dedico a observar el primer piso de esta muy pulcra tienda ubicada a unos pasos del Starbucks del centro comercial Caminos del Inca y en dirección opuesta al Orgäanika. Una vitrina invade una de las paredes deleitándonos con diversos juegos de té, desde los tradicionales de origen japonés  a los modernos con detalles de metal y cristal. Unas altas mesas, unos libros, pequeños y elegantes contenedores que creo cumplen su función cuando uno quiere llevarse parte de estas misturas para poder deleitarse en la privacidad de su hogar.

La Culminación del Ritual

Cumplido el tiempo ideal para que las hojas de té cedieran todo su espíritu, la persona encargada me acercó una taza alta la cual coronó con este curioso artilugio, el cual con un breve toque por parte de la encargada, dejó caer con suavidad su preciado contenido.

Casi al unísono me acercó dos azucareras y una pequeña canastilla con algunos sobre de edulcorante, una servilleta y una cucharita. No quería alterar demasiado el sabor del té por lo que decidí usar unas cuantas cucharaditas de la muy desprestigiada azucar blanca.

Mientras me dirigía al segundo piso pregunté si disponían de Internet inalámbrica, a mi pesar, la respuesta fue negativa, “lo siento señor, aun no contamos con Internet en el local”, por suerte tengo mi Internet móvil.

La sala, los libros, la experiencia

Al terminar las escaleras me encuentro con una apacible sala de lectura, una pequeña biblioteca donde libros de diversas materias que giran alrededor de temas como autoayuda, espiritualidad, meditación y sexualidad entre otros, invitan a quedarse más allá de lo que nos tome disfrutar de la primera taza de té.

Unas mesas, sillones y un sofá en diferentes estilos acompañados de una música que me recuerdan esas canciones que los seguidores del Hare Crishna suelen interpretar; me invitan a escribir y trabajar sin mayores distracciones.

En la poco más de una hora que estuve en el local, estoy casi seguro que repitieron más de una vez la misma canción, creo que el mismo CD lo pusieron en repetición y se olvidaron de cambiarlo. Un detalle que deberían cuidar.

Negocios, Trabajo o una Simple Conversación

Aunque el sofá donde me puse a escribir este artículo era espectacularmente cómodo, además de existir un par de mesas donde un grupo de personas se puede sentar a trabajar mientras acompaña sus conversaciones con infusiones y galletas, personalmente no recomendaría La Quinta Esencia como un lugar donde ir a trabajar en grupo.

La falta de Internet, la incapacidad de conseguir dosis apropiadas de cafeína y la imposibilidad de bajar las ansiedades laborales con algo de nicotina (suerte que hace casi 2 años que no fumo) no lo hace a mi parecer un lugar donde citar gente para trabajar.

Pero dejando de lado razones laborales parece un lugar cómodo para pasar el rato, conversar y disfrutar de una buena compañía.

Y que fue de mi Té

Aunque tomo té casi todos los días, este se limita a las tradicionales bolsitas de té de marcas locales, las versiones en el té del café instantáneo :-), lo cual dista mucho de hacerme un conocedor. Aclarado este punto, aunque me gustó el té que tomé en La Quinta Esencia, no me fascinó, a mi gusto le faltó algo de punche. Eso no significa que no regresaré a probar otra de las mezclas cuidadosamente guardadas en esos más de 70 plateados cofres.

Conclusiones

La Quinta Esencia  es una pequeña casa de té y bookstore que nos ofrece una alternativa a tantos locales de café que aun no parecen encontrar su brújula hacia el nirvana de los consumidores de café. Si quieres probar algo diferente o simplemente no eres un bebedor de café, entonces podrías tener una grata experiencia si decides visitar La Quinta Esencia.

La música, los libros, el ambiente en general, hacen de La Quinta Esencia un lugar donde ir a disfrutar de un buen té y de la atmósfera que uno acostumbra relacionar con esta tradicional oriental bebida. Esto sin contar lo bien y apetitosas que veían las galletas. Es un buen lugar para una larga conversación, pasar unos tranquilos y agradables momentos sólo o en compañía, leer un libro o realizar un trabajo que debes de hacer solo.

Si necesitas reunirte con tu gente para trabajar, eres dependiente del acceso a Internet o no te despabilas sin una buena dosis de cafeína no creo que te sirva lo que la Quinta Esencia te puede ofrecer. Aunque por allí dicen que una taza de té tiene tanta cafeína como una taza de café además de agregar mucha teína a la mezcla, puedo asegurar que hasta ahora ninguna taza de té a logrado volverme a la vida de la forma que lo ha hecho una buena taza de espresso.

Eso si, si eres fumador descarta totalmente La Quinta Esencia, a menos que estés dispuesto a salir a la calle cada vez que necesites calmar ansiedades con uno que otro puchito.

Visita La Quinta Esencia y cuéntanos que te pareció.


Datos del Local

Dirección: C.C. Caminos del Inca – Tienda N° 7, Jr. Monterrey 258, Chacarilla del Estanque, Santiago de Surco
Teléfono: +51 1 372 3215
Web: http://www.quintaesencia.com.pe/

Sin Respuestas a “Mas Allá De La Ká Muy Cerca De La eSe La Quinta Esencia Es Una Grata Experiencia”

  1. Vero dice:

    Ahhhhhhhhhh nooooooooooo, esto es para mi, nada de cafe, nada de olor a cigarro (es mas añoro el dia que PROHIBAN ingresar a personas que tan solo emanan olor a nicotina)

    Un lugar apacible y tranquilo.

    Consejo de conejo Pato, coloca a un lado de tus comentarios la direccion exacta y un breve extracto de los precios al menos de lo que consumes 😉 nos serviria mucho a tus asiduos lectores

  2. gabo dice:

    dirección por favor 🙂

  3. sathya dice:

    hijo pero si lo conozco desde que abriooo!!!
    venden el te verde con naranjas chinas mas rico del mundoooo!!!! cariiiiiisimo!!! pero dura, dejame decirte.
    uy y hay un te de jazmin con botones de jazmin que cuesta como 60 lucas los 100 g.
    te imaginas???? un robo!!!
    bueno, tu si has ido asi que no digo mas.

Deje una Respuesta